El estilo escandinavo o nórdico nos tiene robado el corazón por sus espacios relajantes, luminosos y atemporales. Sin embargo, algunos amantes de la decoración siempre hemos echado de menos texturas, colores u otros elementos en él. De ahí que el estilo japandi haya tomado una relevancia imparable en el mundo del interiorismo. Si te gusta este ámbito, no te pierdas nuestra oferta formativa en Artes Gráficas y descubre nuestras titulaciones relacionadas con el interiorismo y el diseño de interiores. ¡Pide información sin compromiso y quédate leyendo con nosotros!

La definición del estilo Japandi

Una simple suma de palabras y conceptos nos deja un estilo decorativo que está tomando una relevancia cada vez más importante. El concepto de estilo japandi reúne los conceptos de “japonesa” y “escandinava” y se refiere a las técnicas y estilos decorativos de estas dos zonas del mundo combinadas en una única corriente de interiorismo.

El resultado de esta suma nos da unos interiores minimalistas, limpios visualmente pero con un toque de elegancia y calidez, configurando espacios acogedores. Los interiores japandi tienen una atmosfera tranquilizadora, donde los espacios zen y armónicos se unen con el ambiente cálido de la decoración nórdica o escandinava.

Características clave del estilo japandi

A parte de mezclar las características del estilo decorativo escandinavo y el japonés, el estilo japandi tiene como objetivo buscar elementos funcionales, limpios y sencillos.  Busca la madera, con colores neutros y alguna explosión de colores que le dé el toque japandi pero sin alterar la armonía del espacio.

Si buscas qué otras características configuran el estilo japandi, a continuación te damos las claves de este estilo decorativo:

1-. Adiós lujos

Es una de las primeras reglas del estilo japandi: adiós a las florituras y a los lujos añadidos y superfluos. Un rasgo compartido en el diseño japonés y en el escandinavo que predomina, obviamente, en la decoración japandi es la funcionalidad y la ligereza en la decoración. Estas dos características rechazan cualquier elemento meramente “decorativo” y añadido sin sentido.  Los espacios zen y simples son la clave principal de este estilo híbrido en pleno auge.

2-. Paleta de colores

En los interiores japandi priorizaremos colores cálidos y neutros, que constituirán la base de cualquier espacio con este estilo. Elegiremos siempre tonos empolvados, apagados o colores relacionados con la naturaleza como el marrón o el beige.

Con el objetivo de favorecer un estado de ánimo más apagado y menos exaltado, también se pueden utilizar negros y grises sin abusar. Además, mezclaremos otros colores más “vivos” para darle frescura como pueden ser rosas, azules o verdes. En el estilo japandi priorizaremos combinaciones que se encuentren entre los colores fríos y brillantes de la decoración escandinava, con los cálidos y naturales (marrones, ocres, naranjas…) del estilo japonés.

3-. Materiales japandi

Relacionado con el movimiento filosófico wabi-sabi, el estilo de interiorismo japandi busca materiales nobles, naturales y simples, que sean de calidad y funcionales. En este sentido, encontraremos mobiliario de madera maciza, con tonos cálidos medios.

Además, las telas y otros elementos decorativos rechazan estampados y formas estridentes y llamativas. Así, entre los materiales de este estilo japonés y escandinavo priorizaremos elementos como el lino, las maderas calaras, el bambú o el ratán.

Asimismo, combinaremos también mobiliario con estas texturas y materiales, incluso apostando por ejemplo por lámparas de papel texturizado o por cerámicas hechas a mano.

4-. Naturaleza y frescura

Si bien es cierto que antes hemos comentado que los elementos superfluos o decorativos en este estilo son más bien pocos, lo cierto es que a los espacios japandi les encantan las plantas.

Como bien sabréis, el estilo japonés se nutre de plantas de interior para dar elegancia y conexión con la tierra a nuestros espacios. Lo mismo haremos en el estilo japandi, que elegirá plantas de interior para decorar elegante y naturalmente sus espacios interiores. Siempre escogeremos plantas con hojas elegantes y formas simples acompañadas de macetas sencillas con estéticas que liguen al interior.

5-. Definición de espacios

Los interiores japoneses están siempre bien definidos y, principalmente, se apoya en el uso de puertas correderas o biombos. También ocurre esto en el estilo japandi, que se aprovecha de paneles correderas con cristal o metacrilato que emulen al papel shoji o washi tradicionales.

6-. La conexión wabi-sabi

Lo hemos mencionado anteriormente, el estilo japandi tiene una estrecha relación con el wabi-sabi, que nada tiene que ver con el wasabi. Si eres un amante del interiorismo, más o menos ya sabrás a que nos referimos. Para los que aún no conozcan este concepto, el wabi sabi es una tendencia en decoración que busca, simple y llanamente, relajar los espacios y ambientes.

Para aplicar el wabi sabi en nuestros espacios japandi priorizaremos las paredes desnudas, los materiales más naturales posibles, priorizando elementos de lino, lana, fibras naturales y sin tratar. Además, priorizaremos la belleza y la simplicidad de lo rústico, lo más natural, que nos permita conectar con la naturaleza.