Ya empieza el buen tiempo y con esta época del año, el principal factor de riesgo para la piel es la exposición al sol, por eso hay que tener en cuenta una buena fotoprotección. Los rayos UVA y YVB pueden provocar quemaduras, envejecimiento prematuro de la piel, daños oculares e incluso cáncer de piel, si no protegemos correctamente nuestra piel. Porque la piel tiene memoria de los daños sufridos y acaba pasando factura, de ahí que los dermatólogos aconsejen el uso de ropa, sombreros y gorras, complementado con el uso de cremas solares y evitar las horas de más intensidad, como también beber líquidos.

El informe anual sobre “Hábitos de Fotoprotección” evalúa los cuidados frente al sol. En una encuesta a 6.000 personas sobre el uso y frecuencia del protector solar, concluye que el 50 por ciento de los ciudadanos se protege del sol con un factor de protección solar (SPF) del 50 o superior, el 60 por ciento de los jóvenes utiliza SPF 30 o menos y, un 2 por ciento de los jóvenes no usan protección.

Sólo un 14 por ciento de la población de los españoles realiza una correcta protección de su piel frente a la exposición solar. Por eso, hay que ser conscientes de lo importante que es una correcta fotoprotección.

Consejos que recomiendan los dermatólogos en fotoprotección:

  • Aplicar el protector solar de forma uniforme y generosa sobre la piel seca, 30 minutos antes de la exposición solar.
  • Usar un factor de protección más alto en las primeras exposiciones al sol. Como también, no dejar de protegerte cuando hayas logrado una piel bronceada.
  • Aplicarse protección cada dos horas y después de cada baño.
  • Evitar las horas de más intensidad, entre las 12 y 16 horas.
  • Utilizar también ropa para la fotoprotección, como gorras y gafas de sol.
  • Beber abundantes líquidos, aunque no se tenga sensación de sed.

Consejos especiales en niños:

  • Todos tienen que realizar una correcta protección solar.
  • Los menores de 6 meses no deben de estar expuestos al sol y por debajo de los 3 años se deben extremar las precauciones.
  • Utilizar ropa como fotoprotección.
  • Utilizar protectores solares de altos índices, especiales para niños a partir de los 6 meses de edad.
  • Utilizar protectores solares siempre que se realicen actividades al aire libre, incluso si es en la sombra o días nublados.

 

¿Te interesaría aumentar tus estudios en dermatología o cosmética? En Esneca tenemos este master online con doble titulación en dermatología y cosmética. Ideal para conocer más sobre nuestra piel y nuestros cuidados necesarios.