El confinamiento ha afectado a muchos niveles de nuestra vida. Hemos aprendido a teletrabajar, a reunirnos con los amigos y familia a través de aplicaciones móvil, a hacer compras online y a ir al supermercado una vez cada 15 días. Incluso hemos cambiado nuestros hábitos sociales: adiós a los abrazos con ese amigo que hace días que no vemos, hola mascarillas. Lo cierto es que la situación del coronavirus nos ha llevado también a experimentar algunos problemas de pareja. Sobretodo a todas las personas que hemos visto aumentar exponencialmente nuestro tiempo en común en casa. Si estás interesado en este ámbito, no te pierdas nuestro Máster en Terapia de Pareja, especialízate en este sector. Y quédate con nosotros, te damos 10 consejos para afrontar los problemas de pareja de la mejor manera.

Problemas de pareja: ¿por qué aparecen?

Una relación amorosa, como cualquier otro tipo de relación, experimenta varias fases mientras se desarrolla. Así como los seres humanos cambiamos a lo largo de nuestra vida, las relaciones sentimentales también evolucionan y maduran. Pasan, de este modo, por varias etapas o fases que pueden llegarnos de improvisto.

La fuerte carga emocional que depositamos en nuestras relaciones sentimentales o amorosas pueden llevarnos a experimentar momentos de felicidad o alegría máxima. Sin embargo, también pueden llevarnos al otro extremo, momento en el que aparecen los problemas de pareja. ¿Cómo podemos afrontarlos?

A continuación encontraréis algunos consejos para ello:

Consejos para afrontar problemas de pareja:

1-. Comunicación

Sí, parece evidente, pero cuando nos enfrascamos en una discusión o experimentamos problemas de pareja, solemos olvidar una poderosa herramienta: la comunicación. Hablar con tu pareja sobre aquello que ocasiona el problema o la discusión os permitirá, por lo menos, exteriorizar el quid de la cuestión.

2-. Una discusión no se gana ni se pierde

En algunas ocasiones tendemos a entender una discusión como una disputa en la que siempre debe haber un ganador y un perdedor. Debemos quitarnos esta idea de la cabeza: una discusión siempre nos lleva a perder. Y más cuando las utilizamos para intercambiar acusaciones, cruces de exabruptos o cualquier símil. Debemos recordar que, sea cual sea el motivo de la discusión, nuestro máximo objetivo será hacerle entender a nuestro compañero o compañera sentimental qué nos ha molestado y por qué.

3-. Revisa tus argumentos

Somos muchos los que antes de empezar una discusión tenemos una idea clara en la mente sobre lo que nos provoca ese malestar que vamos a exteriorizar. Sin embargo, siempre es conveniente revisar nuestros argumentos, comprobando si lo que vamos a decir es cierto o es solo una estrategia o “visión distorsionada”.

4-. ¿Qué te ha hecho enfadar?

Seguro que la discusión de pareja ha empezado por un hecho concreto. Cuando sucedan estos problemas de pareja en forma de discusión, pregúntate siempre: ¿por qué estoy enfadado? Y descarta siempre la primera respuesta que te haya venido a la mente. Es muy probable que detrás de la primera respuesta encuentres otros temas más profundos que no se han tratado como debía.

5-. Escucha a tu pareja

Uno de los hechos que nos cuesta mucho asumir ante los problemas de pareja es este: no sabemos escuchar al otro. SI nuestro compañero se siente escuchado y ve que intentamos entender su posición, tendremos mucho de ganado para evitar que la discusión se convierta en algo peor.

6-. Respeto, siempre

Otro de los consejos que estamos hartos de leer, pero que nos cuesta mucho aplicar. El respeto es básico en cualquier relación amorosa. Y más cuando queremos enfrentar nuestros problemas de pareja. Llegar al insulto no es buena idea, la discusión derivará automáticamente en un hecho poco productivo para buscar soluciones.

7-. Buscar una terapia de pareja

Si habéis llegado al punto en el que creéis que la solución a vuestros problemas de pareja puede pasar por una terapia, no lo dudéis. Los profesionales de este ámbito os ayudarán a buscar alternativas para seguir construyendo (y no destruyendo) vuestro proyecto de pareja. Para elegir la mejor opción, tened en cuenta la formación del profesional, la actitud del mismo y las propuestas de seguimiento que os proponga.

8-. Reflexión personal

Si vuestros problemas de pareja han aflorado durante el confinamiento, es recomendable que busquéis vuestros espacios de intimidad para pensar. Probablemente, aunque lo achaquemos al tiempo que hemos pasado juntos durante esta cuarentena, el problema estuviera latente antes de que todo esto ocurriera. Reflexionad en intimidad e intentad evitar el pensamiento de “control” sobre la situación.

9-. Revísate

En la pareja somos dos, pero siempre tendemos a buscar las razones de nuestros problemas de pareja en el otro. Intenta focalizar tu atención en aquello que tú pones de tu parte para que la situación mejore. Deja un poco de lado lo que el otro podría hacer y no hace, podría decir y no dice… Cada uno tiene sus responsabilidades.

10-. Buscad un proyecto en común de nuevo

Estos días nos han pasado factura a muchos niveles: personales, laborales, familiares y amorosos. Si durante esta época sentís que habéis perdido el norte de vuestra relación amorosa, buscad un nuevo proyecto en común en el que podáis aportar los dos.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p.e. páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies