Está en boca de todos: la energía convencional no deja de generar problemas, tanto económicos, como de otra índole. ¿Te has preguntado qué es la energía verde? Desde hace unos años es importante la preocupación por gestionar de manera responsable los recursos limitados del planeta. El reciclaje o el consumo eficiente de energía son acciones que se han convertido en algo cotidiano en el hogar o en el trabajo. El consumo de energía limpia en los hogares ha aumentado en los últimos años. Ello se debe a que cada vez más personas son conscientes de la necesidad de ser respetuosos con el medioambiente y luchar contra el cambio climático. Si quieres aportar tu granito de arena a la lucha, pero no sabes qué es la energía verde, sigue leyendo. Además, si te interesa este ámbito, no te pierdas nuestra formación especializada en energía.

Qué es la energía verde

La energía verde también se conoce como energía ecológica o energía limpia. Se obtiene de fuentes naturales, como el sol, agua o viento, a las que se puede recurrir de manera permanente. A diferencia de los combustibles fósiles, procede de fuentes totalmente renovables, por lo que resulta más sostenible.

Suele existir cierta confusión acerca de qué es la energía verde y la renovable. Energía verde y energía renovable no son conceptos sinónimos. Las energías verdes son renovables. Pero todas las energías renovables no son verdes. La energía hidráulica es renovable, pero no es limpia, pues causa un impacto importante en el entorno fluvial. O la producción de biomasa a partir de la madera quemada, que realiza emisiones a la atmósfera. Así, las verdes serían aquellas energías que no contaminan ni producen gases de efecto invernadero. Estas energías limpias son las que luchan contra el cambio climático con mayor eficiencia.

Razones para pasarte a la energía verde

  • La razón principal, sin duda, es porque emplea recursos energéticos inagotables de la naturaleza.
  • Al contrario de las energías que se derivan del gas o del petróleo, la ecológica no contamina.
  • Fomenta la sostenibilidad. Es un paso más hacia un modelo más sustentable para combatir el cambio climático.
  • Es respetuosa con el medioambiente. No genera CO2 y contribuye a que el aire que respiras sea limpio. Ayuda a cuidar el entorno natural, la fauna y la flora.
  • Pasarte a la energía limpia colabora con la reducción del uso de energías fósiles. El carbón o el petróleo liberan emisiones contaminantes a la atmósfera.
  • Contribuye a ahorrar en recursos naturales limitados. Así, las próximas generaciones podrán seguir disfrutándolos.

Algunos datos sobre energía verde en España

Las renovables en España siguen conquistando terreno. En 2020, España se colocó en el cuarto puesto en el ranking de países europeos en volumen de generación renovable. Según los expertos, este año ha sido el más “verde” de la historia gracias a batir récords en energía solar fotovoltaica y eólica. En total, produjeron un 44 % de energía. Un 12 % más que el año anterior.

Las renovables tienen una posición mayoritaria en España. Suponen el 13 % de la energía primaria que se utiliza. En total, casi un 40 % de la energía eléctrica que se genera. La eólica se sitúa a la cabeza, seguida de la hidroeléctrica y la fotovoltaica.

Entre los planes de la Unión Europea con el futuro de las renovables está conseguir que lleguen al 27 % en el año 2030.

Qué energías verdes existen

Ahora ya tienes más claro qué es la energía verde. Pero ¿conoces los distintos tipos de energías que existen? A continuación, encontrarás las más utilizadas en la actualidad.

Geotérmica

El aprovechamiento del propio calor del interior de la tierra genera este tipo de energía. El calor se transmite a través de la interacción de fluidos y cuerpos de roca caliente. Los yacimientos geotérmicos, como géiseres, se utilizan para generarla. Es una energía no intermitente, no depende de las condiciones atmosféricas como la energía solar o la hidráulica.

Eólica

Se obtiene a partir de la fuerza del viento. Gracias a la energía cinética que se genera por las corrientes de aire en las turbinas o aerogeneradores se crea esta renovable.

Hidráulica

Las corrientes de agua y su fuerza al caer desde una altura considerable generan una potencia acumulada que se transforma en energía en las centrales hidráulicas. La energía hidráulica o hidroeléctrica es intermitente. Su producción depende del flujo de embalses, presas o ríos, así como de las precipitaciones.

Solar

Recoge la radiación solar a través de distintos captadores, como las placas solares o paneles fotovoltaicos. Se trata de una energía intermitente, ya que depende de las condiciones del clima. La energía solar fotovoltaica transforma la luz en electricidad utilizando paneles. Con la energía solar térmica se pueden calentar fluidos, como los calentadores solares de agua que se utilizan en viviendas.

Biomasa

La combustión, fermentación o gasificación de la madera, de plantas, algas o restos de animales producen este tipo de energía. La energía de residuos vegetales es neutra en carbono, por lo que el impacto medioambiental es menor.

Mareomotriz

Gracias a alternadores, se transforma la energía del movimiento de las mareas en energía eléctrica.

Gestos para ahorrar en energía en casa

Con estos consejos puedes aportar tu granito de arena al ahorro eficiente.

Autoconsumo de energía

Las placas solares pueden ofrecerte hasta el 100 % de la energía eléctrica que necesitas en casa. De este modo, garantizas que utilizas una energía limpia y natural.

Contratar una compañía 100 % renovable

En la actualidad, cuentas con más de 25 compañías que suministran energía renovable en España. Antes de contratar sus servicios, infórmate del tipo de renovables que utilizan para asegurarte que es verde.

Ahorra electricidad

A la hora de comprar electrodomésticos, como la lavadora o el frigorífico, elige los que posean la certificación A+ + + de eficiencia energética. Desconecta el modo Stand By de la televisión y otros aparatos electrónicos similares. Este consumo fantasma de energía puede ahorrarte hasta un 11 % en la factura mensual.

La energía verde no es solo el futuro. También es el presente. Un presente más respetuoso y sostenible con el medioambiente. Pasarte a la energía ecológica supone tu propio compromiso por contribuir a conseguir un planeta concienciado con la lucha contra el cambio climático. Por conseguir un planeta más limpio y natural. Comprométete con la energía verde.