91 005 91 27

El adiestramiento canino es la profesión perfecta para los amantes de los perros, por esto, en este post encontrarás todo lo que necesitas saber para ser adiestrador de perros. Y es que, si realmente te quieres dedicar a ello, ten en cuenta que es una profesión muy bonita pero que requiere esfuerzo, horas de aprendizaje, paciencia y fuerza de voluntad. Así pues, aquí te explicamos en qué consiste la profesión del adiestrador de perros. Y recuerda que en Esneca puedes estudiar el curso de adiestramiento canino para adquirir los conocimientos propios de este profesional.

Quién es el adiestrador de perros

En lo que respecta al trabajo con estas queridas mascotas, puedes encontrar a distintas profesiones, entre ellas el adiestrador de perros. Precisamente es quién logra adoptar en el animal un comportamiento específico, dirigido a un objetivo. En este sentido, encuentras a perros guía para personas invidentes, que tienen autismo, epilepsia, etc.

El adiestrador necesita llegar a la psicología del perro. La finalidad es que le consiga transmitir una forma de comportarse, al mismo tiempo que el animal aprenda a manejar su estrés. En este sentido, tiene en cuenta su bienestar, para lograr una óptima respuesta y la resolución de posibles problemas.

Diferencia entre adiestrador canino y entrenador de perros

Es muy común que se tienda a confundir ambos conceptos. La diferencia entre el adiestrador y el entrenador canino radica en el comportamiento que obtenemos en el animal. Podemos entender el papel de un adiestrador en la actitud que enseña al perro. Mientras, el entrenador se encarga de asegurar el equilibrio durante la convivencia del animal con los humanos.

Aunque ambos deben manejar la psicología del perro, la finalidad que buscan es diferente. El entrenador manejará la ansiedad, logrando que el animal sepa detenerse cuando se lo indique su amo. Aquí pueden entrar algunas nociones de adiestramiento.

Por su parte, el adiestrador debe obtener una respuesta exitosa del animal en todo momento. Ante situaciones que impliquen un problema o riesgo para su amo, lo aprendido por el perro le ayudará a llegar a una solución. Así, cuando una persona con autismo se autolesione, su guía canino debe manejar las herramientas para tranquilizarle. De la misma manera, con un invidente, el perro guía, aunque desconozca el terreno, deberá identificar los obstáculos a salvar.

Cuando un perro está adiestrado no requiere de una orden humana para actuar. Solo debe percatarse de lo que le rodea para iniciar una acción de ayuda. Por otro lado, el perro educado, a veces necesita una señal que haga su amo. Aprende a obedecer lo que le manden y, en ocasiones, puede adquirir las características del adiestramiento.

Funciones del adiestrador de perros

Entre las primeras funciones del adiestrador está la capacidad de lograr que el perro canalice su ansiedad. Esto es muy importante ante caninos que deben moverse en un ambiente estridente.

Por supuesto que debe mejorar la actitud del animal, para que se acostumbre a la convivencia humana. De ahí, el canino llegará a ser capaz de prestar primeros auxilios, especializándose en casos específicos. Por ejemplo, un perro adiestrado para un cuerpo policial puede ser experto en la detección de ciertas sustancias. Como bien sabes, existen perros especializados en encontrar a personas perdidas. En estos casos, el adiestrador debe conocer estas condiciones y enseñárselas al animal.

Tener conocimientos sobre el área en el que se va a adiestrar a un perro es indispensable. Así, el adiestrador posee una función imprescindible, como es hacerse experto en distintos campos de aprendizaje.

No puede faltar la preocupación ante la salud psicológica del animal. No hay que olvidar que tiene sentimientos, a pesar de estar cumpliendo con una labor social muy importante. Esto debe trasmitírselo también a quien será su futuro amo, que debe darle el amor que necesita para que sea feliz.

Competencias y aptitudes

Las competencias de un adiestrador deben iniciar con su amor a los perros y su preocupación por su bienestar. De ahí partimos para habilitarle su ideario de planificación y organización, que debe enseñar al animal.

Es necesario que pueda manejar correctamente el estrés y esté capacitado para trabajar solo y en equipo. Sin duda, la empatía es una exigencia en esta labor. Tampoco puede descuidar su capacidad física, ya que en muchos casos debe mantener el ritmo del perro.

Otra de sus habilidades consiste en ser capaz de seleccionar al amo correcto para el perro específico. En este sentido, sus campos de conocimientos tienen que ser extensos, desde los primeros auxilios hasta cuestiones legales.

Si vas a ser adiestrador, debes ser un excelente comunicador, ya que los propietarios también son parte del adiestramiento. Por este motivo, como adiestrador de perros hay que enseñar a los dueños a comunicarse con su mascota. Es necesario contar con habilidades para preparar adecuadamente a las personas que acuden a este profesional para adiestrar a sus perros, parte esencial de este trabajo. Por lo tanto, hay que formar a los propietarios para que sepan controlar la conducta de sus mascotas según las indicaciones del adiestrador.

Asimismo, otras de las aptitudes que son indispensables en un adiestrador de perros son:

  • Ser sociable. Evidentemente, el adiestrador canino no solo se relaciona con perros. También debe tener capacidades comunicativas y habilidades sociales para saber relacionarse positivamente con las personas. Este profesional tiene mucho contacto con los propietarios de los animales. Un aspecto importante de esta profesión es hacerles entender que ellos también son parte del proceso de adiestramiento.
  • Ser respetuoso, amable y tolerante. Un buen adiestrador canino trata con respeto tanto a los perros como a las personas. La actitud tiene que ser siempre agradable para inspirar confianza. Que sea considerado y empático ayudará a desarrollar su trabajo con efectividad.
  • No usar la violencia. El perfil de un buen adiestrador de perros es el de una persona con mucha paciencia. Una persona pacífica que entiende que la violencia no es una opción.

Salidas profesionales en adiestramiento canino

Normalmente, un adiestrador canino ofrece sus servicios, como autónomo, a particulares o empresas. También tiene la opción de trabajar en organizaciones o entidades privadas, así como colaborar en protectoras de animales.

Asimismo, el adiestrador canino también puede ejercer en el sector de la cría de cachorros, iniciándoles en la tarea que se van a encomendar, ya sea adiestrarlos como perros guía, perros de terapia, etc. También puede trabajar en clubes, centros privados y asociaciones de todo tipo pueden ser tus destinos laborales.

Formarse como adiestrador de perros en Esneca

En Esneca ofrecemos la formación que necesitas para adquirir los conocimientos propios del adiestrador canino. Se trata del curso online en adiestramiento canino, en el cual aprenderás:

Estudiar Curso Adiestramiento Canino1. Comportamiento y conducta del perro. Estudiarás el comportamiento social y las bases morfológicas de conducta en el perro te formará para entender la actitud canina. Aprenderás también las etapas del desarrollo de un perro, su socialización y las aptitudes de cada raza.

2. Técnicas de adiestramiento. Aprenderás las técnicas básicas para el control y el adiestramiento en obediencia canina, y estudiarás el proceso de modificación de la conducta del perro.

3. Seguridad en el adiestramiento y manejo de perros. En este trabajo, la autoprotección es primordial, por lo que aprenderás todo lo relacionado con la seguridad en el manejo de perros. En este apartado se incluyen: los materiales con los que trabajar, infraestructuras para el adiestramiento, técnicas de manipulación y manejo caninas; así como la interacción del perro con los extraños y con otros animales.

4. Conductas caninas agresivas. El temario te permitirá averiguar aquellas conductas agresivas que un adiestrador canino se puede encontrar, así como las técnicas de modificación que se pueden utilizar sin afectar al bienestar del animal. También te formarás para saber programar un régimen de entrenamiento adecuado al perro y al dueño para solucionar un problema de conducta, además de determinar las acciones que realizarás en el entorno familiar para mejorar dicha conducta. Asimismo, aprenderás a evaluar el trabajo en función de los avances y elaborar un informe de progresión.

5. Legislación y normativa. A lo largo de la formación, también estudiarás las leyes y las normativas sobre protección animal.

6. Bienestar del perro. Aprenderás todo sobre el bienestar canino para poder identificar los indicios de que un perro no se encuentra en buenas condiciones. También adquirirás nociones en nutrición y salud de los perros, así como primeros auxilios caninos.

Así pues, no dudes en empezar tu experiencia formativa en Esneca. El presente curso se imparte online, consta de 600 horas de carga lectiva y contarás con un tutor/a personal desde el primer momento.