“Amor a primera vista”, “la primera impresión es lo que cuenta” o “una imagen vale más que mil palabras”. Todos sabemos y conocemos estos populares refranes. Y es que, en un mundo en el que las primeras impresiones cuentan mucho, sacar nuestro mejor partido puede ser una buena idea para muchos ámbitos de nuestra vida. A eso se dedica especialmente un asesor de imagen. ¿No sabes muy bien a qué nos referimos? Te lo explicamos en nuestro post de hoy. Además, recuerda que en nuestro centro podrás encontrar el Máster de Experto en Asesoría de Imagen + Máster en Personal Shopper. Especialízate en este sector y enfoca tu carrera profesional.

¿Quién es el asesor de imagen?

Un asesor de imagen es un profesional formado en el ámbito de la moda y la imagen personal. Relacionados con los personal shopper, este perfil profesional se ocupa de estudiar la imagen de una persona para potenciar sus cualidades. ¿Y qué analiza exactamente este profesional?

Pues un asesor de imagen escanea todas las señales que transmitimos con nuestro aspecto: el color del cabello, el tipo de corte, el maquillaje, las habilidades sociales, nuestra postura corporal… En definitiva, los asesores de imagen se ocupan de analizar todas aquellas facetas nuestras que, aunque sin palabras, nos definen y hablan por nosotros.

Aunque muchas personas piensen que un asesor de imagen es simplemente una persona que nos da ideas sobre qué ropa comprar o qué no, esta figura profesional es muy importante y por ello toma cada vez más relevancia.

Y es que el trabajo de un asesor de imagen puede ayudarnos a muchos niveles: laboral, personal, psicológico, social…

¿Cuáles son las tareas de la asesoría de imagen?

Un profesional de la asesoría de imagen puede ayudarnos en varios sentidos. Veamos a continuación qué hace el asesor de imagen.

    • Estudia todos los factores personales que “comunican”.

No solo analiza el código de vestimenta y la imagen de este estilo de ropa. El asesor de imagen analiza el color de pelo, el corte, la largada, el maquillaje elegido e incluso el perfume. Se realiza un análisis completo de todos aquellos elementos que pueden tener influencia en la imagen personal.

    • Analiza y pacta con el cliente la imagen que se desea proyectar.

Cada vez más personas contratan a asesores de imagen para mejorar su imagen profesional, personal o incluso de empresa. Sea cual sea la imagen que el cliente quiera tener, el asesor analiza su estructura corporal, sus facciones, su uso de maquillaje y complementos. En definitiva, hace un estudio integral y pacta con su cliente cómo mejorar o enfocarse.

    • Busca una imagen profesional según el empleo o las aspiraciones profesionales de cada cliente.

Cada vez más empresas buscan los servicios de los profesionales de la asesoría de imagen. Por ello, un asesor es capaz de estudiar la imagen corporativa de las empresas y proyectar una imagen personal acorde.

    • Analiza la ropa y el estilo de vestir de cada cliente según sus necesidades.

Cada persona tiene unas características personales, físicas y de comunicación no verbal. El asesor de imagen tiene capacidad de analizar todas las facetas del cliente y adaptarlas a las necesidades expuestas. Asesora sobre comunicación gestual y corporal, indicándonos qué posturas adoptar para transmitir unos u otros mensajes.

    • Puede asesorar en anuncios, marketing y publicidad, castings de televisión o cine…

¿Qué necesitas para ser asesor de imagen?

Generalmente, para dedicarse a la asesoría de imagen, debemos tener algunas cualidades y personalidad mínimas. Por ejemplo:

    • Escucha activa

Además de ser capaz de analizar a nuestro cliente, en el mundo de la asesoría de imagen es también imprescindible ser capaz de tener una escucha activa. Es importante que sepamos escuchar qué necesidades y preocupaciones nos transmite nuestro cliente. A partir de esta información, podremos afinar más nuestro proyecto y orientarlo correctamente hacia los objetivos.

    • Energía y entusiasmo

En algunas ocasiones, algunos clientes nos propondrán retos personales que no sabremos ni siquiera cómo enfocar. Un asesor de imagen es una persona con energía y entusiasta. Es capaz de inspirar confianza y de mostrar una imagen de autoestima y confianza en sí mismo.

    • Conocedor de la moda y las últimas tendencias

El asesor de imagen es un conocedor de la moda, los estilos de ropa y está al día en las últimas tendencias del mercado. Generalmente, el asesor de imagen tiene conocimientos en moda y en estilos de ropa. Además, tiene un estilo propio y es capaz de buscarle al cliente el estilo más adecuado según su personalidad, trabajo o necesidades.

    • Empatía y buena capacidad de relacionarse

Un asesor de imagen es una persona con altas capacidades para conectar con el cliente. Gracias a sus buenas habilidades para relacionarse con los demás y con diferentes tipos de personas, puede ejercer sus funciones a la perfección.

    • Asesor de imagen, pero no juez

Una de las premisas básicas de cualquier profesional de la asesoría de imagen es que: un asesor puede aconsejar, pero no juzgar. Si un cliente ha confiado en ti para mejorar su aspecto, lo peor que podemos hacer es juzgar su imagen hasta el momento o sus características físicas.