Las excusas para no ponerse el chándal y empezar a practicar deporte son muchas y muy variadas. Y a la llegada del calor, este se suma, como no podía ser de otra forma, a esta interminable lista. Sin embargo, practicar deporte en verano es tan o igual de beneficioso que durante las otras estaciones del año. Aun así, somos conscientes de que puede costar un poco más debido al calor y las vacaciones. ¿Te sumas a seguir practicando deporte en verano? ¡Entonces quédate a leer estos consejos que hemos preparado! Y recuerda que en Esneca Business School podrás encontrar la mejor formación y cursos de actividades físicas y deportivas.

5 consejos para practicar deporte en verano

Como bien sabréis, el verano es una época del año caracterizada (cada vez más) por el calor, las altas temperaturas, los días largos y soleados. Además, también caracterizan esta estación otros factores como la exposición de nuestra piel a los rayos solares y a diferentes insectos. Sin embargo, no hay excusas que valgan, a continuación te dejamos con los 5 mejores consejos para que puedas practicar deporte en verano de manera segura y sin ninguna preocupación.

1-. Busca la sombra

Todos solemos hacerlo de manera automática y parece una obviedad, pero hay quien se olvida de ello. Con las temperaturas del verano y la fuerte radiación solar, debemos entrenar siempre a la sombra. Y eso requiere de un mínimo de planificación. ¿Dónde voy a ir a entrenar hay sombra? ¿A qué hora? ¿Puedo encontrar un lugar más fresco en el que practicar deporte en verano? Resolver todas estas incógnitas y dudas puede serte de mucha ayuda. Gracias a ello podrás evitar tener que parar a medio entrenamiento o entrenar a pleno sol con todos los riesgos que ello supone.

2-. Protección de la piel

Durante el verano (y en invierno también deberíamos) debemos proteger nuestra piel de la exposición solar. Y no solo si vamos a ir a tomar el sol a la playa o la piscina, sino durante todo el tiempo, aunque estemos en la sombra. Asimismo, si además vamos a practicar deporte en verano, es también aconsejable utilizar sprays anti-insectos. Todos los que ya practiquéis deporte en verano al aire libre sabréis lo molestos que son, por sus picaduras y por la distracción que provocan. Por ello, utiliza estos productos sobre tu piel y también sobre tu ropa y esterilla, de manera que puedas concentrarte al 100% en tu entrenamiento.

3-. Hidratación equilibrada

La elevada temperatura ambiente hace que nuestro cuerpo se deshidrate mucho más fácilmente a través de la sudoración. Por eso, durante nuestra práctica de deporte en verano, es necesario estar pendientes de la cantidad de agua que ingerimos. Siendo lo más recomendable bebernos un litro más de lo normal. Si no ingerimos suficiente agua, nuestro cuerpo va a debilitarse, perdiendo capacidad de musculatura por la falta de minerales o sufriendo calambres. Como apunte extra, te recomendamos que ingieras un par de vasos de agua previamente a tu entrenamiento. De este modo, haciéndolo unos 30 minutos antes de entrenar, evitarás las molestias en el estomago y estarás bien hidratado.

4-. Regula la intensidad

No siempre es necesario que invirtamos mucho tiempo en entrenar. En verano, se debe regular la intensidad de nuestra actividad teniendo en cuenta algunos factores como el calor, la hora, nuestra forma y nuestros hábitos. Intenta realizar sesiones más cortas y, en caso de que estés en buena forma y puedas, de mayor intensidad. Sin embargo, no te olvides de que el calor nos puede fatigar más.

5-. Ropa adecuada

La ropa y tejido que usemos para practicar deporte en verano es más relevante de lo que puede parecernos. Por eso, invertir en ropa traspirable y funcional es siempre una buena idea. Lo mejor es que busques prendas que no almacenen el calor corporal y que permitan la transpirabilidad y la evaporación del sudor. Como apunte extra y aunque muchos elijamos lo contrario de manera instintiva: apuesta siempre por colores claros. Esta gama de colores atrae menos luz solar que la oscura y, por lo tanto, pasaremos menos calor mientras hagamos nuestros ejercicios.

Otros puntos clave para entrenar en verano

Además de estos consejos para poder hacer ejercicio en verano de manera más segura, debes también tener en cuenta otros detalles. Por ejemplo, la alimentación es clave para poder mantenernos sanos y activos. Sin embargo, intenta distanciar las comidas de los entrenos. Un lapso de una o dos horas evitarán que te sientas hinchado o fatigado durante tu entrenamiento.

Si vas a practicar deporte en verano pero en su modalidad indoor (en el interior), también deberás tener en cuenta algunas recomendaciones. Por ejemplo, aclimata siempre la estancia para que esté sobre los 20 grados de temperatura. Ten en cuenta también que el espacio debe disponer de ventilación e intenta evitar espacios muy húmedos.

Finalmente, recuerda que algunas bebidas, a pesar de considerarse “energéticas” no ayudan en tu hidratación. Por eso, el verano es una buena época para limitar el consumo de refrescos y café. Sustitúyelos por agua fresca. ¡Ah! Y el último consejo, no te preocupes si durante tus vacaciones no puedes entrenar tanto como quisieras o bajas un poco la intensidad. Un descanso para el cuerpo de vez en cuando también es recomendable.