¿Sabías que la forma en cómo decoras tu casa, influye en tu estado de ánimo? Pues sí, la decoración de tu casa puede levantarte los ánimos tras un día de trabajo o bien, sentirte aun peor; todo dependerá de los colores de tu pared, de la iluminación o de los muebles.

Si tenemos en cuenta estos factores, debemos decorar nuestra casa de forma que nos genere valores positivos cuando estemos en ella. Los colores de las paredes y los muebles son los elementos decorativos que más poder sobre nuestro estado de ánimo tienen. Una habitación con muebles elegantes, ergonómicos y con colores agradables nos ayudará a mantener un estado de ánimo calmado y con sensación de paz.

Los colores son los que más poder ejercen sobre nuestro estado de ánimo. Lo más recomendable es usar colores fríos en primavera y colores cálidos en otoño. Pero como no podemos cambiar el color de las paredes cada temporada, apostamos por pequeñas pinceladas de colores a través de cojines, telas, complementos, etc.

¿Y los muebles, de qué color deben de ser?

Si queremos que en nuestra casa se respire paz y tranquilidad, debemos apostar por los tonos cálidos y sobretodo, es importante pensar cómo incluir los colores elegidos de forma armoniosa en la decoración del espacio. Si quieres dar un toque potente con algún color cálido, rojo o naranja, la cocina es el espacio más aconsejable pero sin excederse, ya que estos colores pueden provocar sensaciones agresivas.

La compra de muebles online ha ido in crescendo en los últimos años y se ha convertido en una importante herramienta para descubrir nuevas tendencias en interiorismo y adaptarlo a nuestros gustos y/o necesidades. Pero para que nuestra casa trasmita valores positivos para nuestro estado de ánimo y nos ayude a disfrutar de una convivencia más armónica.

Si te gusta el interiorismo y te quieres formar en esta disciplina en expansión, visita nuestra escuela online Esneca, https://www.esneca.com/ y escoge tu máster en interiorismo y diseño de interiores.