Si de niño soñabas con todo lo que nos depararía el futuro, puede que en algunos campos te hayas sentido decepcionado. No hay coches voladores, no viajamos en el tiempo y no convivimos con robots. Bueno, quizá con algún robot de cocina o de limpieza, pero esto no es lo que esperábamos. Sin embargo, hay un campo que parece estar bastante a la altura de nuestras expectativas y es la medicina. Los fármacos del futuro son una realidad, ¿te gustaría conocerlos? No te pierdas nuestro post de hoy y descubre nuestro curso de técnico en farmacia.

La impresión 3D en la actualidad

Surgió como algo claramente futurista y no parece haber llegado hasta el ciudadano de a pie. ¿No crees? No es habitual, debido a su precio, que tengamos una impresora 3d en nuestros hogares, aunque sea posible. Sin embargo, que no sea común en los hogares normales no quiere decir que no se le esté sacando provecho. Hay ejemplos de su uso que te dejarían realmente impresionado. ¿Quieres comprobarlo?

– Juguetes: pueden ser exactamente como queramos. Es más, pueden ser como quieran los niños, ¡ellos mismos pueden diseñarlos!

– Ropa: se puede crear ropa a medida del diseño que queramos. Incluso se ha diseñado una impresora específica para ropa.

– Comida: esto sí que no te lo esperabas, ¿verdad? Bueno, tal vez sí, porque desde 2016 existe en Londres un restaurante de comida impresa en 3D.

– Casas: si has tenido la oportunidad de ver algún vídeo demostrativo habrás quedado convencido de su utilidad. Es algo increíble.

Son solo algunos ejemplos, imagina lo que queda por venir.

Impresión 3D en fármacos y medicina

Es probable que tengas algunas noticias de las primeras incursiones que se hicieron en este campo. Era demasiado tentador no utilizar esta herramienta para fabricar prótesis. No obstante, no es su único uso. Veámoslo junto con otros que te impresionarán.

Prótesis y similares

Esta área que hemos citado anteriormente es la más desarrollada por ahora. Comprende aplicaciones muy específicas y es genial que podamos usarlas. Ejemplos de estas aplicaciones son:

– Prótesis de distinto tipo.

– Audífonos.

– Orejas biónicas.

– Impresión de células madre y de vasos sanguíneos.

– Impresión de piel y de órganos.

– Implantes médicos.

– Guías quirúrgicas.

– Modelos anatómicos para usar en cirugía.

– Diferentes usos relativos a la ortodoncia.

– Distintas aplicaciones en el área de la ortopedia.

En el futuro también podrán usarse para crear estructuras óseas o férulas traqueales. Ojalá no necesitemos usarlas, pero estos avances son realmente prácticos.

Experimentación de medicamentos

Otra alternativa que nos ofrece la impresión 3D es una gran noticia. Se trata de su uso para realizar pruebas de toxicidad y ensayos clínicos en tejidos impresos. Al tener tejidos con las características de los humanos, no sería necesario experimentar en animales. De esta manera se podría evitar mucho sufrimiento a nuestros compañeros de planeta. Este es un tema muy controvertido; hay sectores muy críticos que aseguran que no es necesario en ningún caso realizar estos experimentos en animales. En cualquier caso, con esta herramienta, se eliminaría el problema.

La parte negativa es que no sabemos cuánto tardaría en estar lo suficientemente extendido el uso del tejido impreso. Este inconveniente es aplicable a otros usos de esta impresora. No obstante, ello no debe desanimarnos, pues sus ventajas se acabarán imponiendo.

Fabricación de fármacos en 3D

Si no has tenido noticia de esta posibilidad con anterioridad, puede que pienses que sí que has viajado al futuro.

Las herramientas más usadas en la investigación médica en esta área son las impresoras de inyección térmica. Estas impresoras permiten fabricar fármacos a base de polvo. Este método de fabricación trae consigo muchas ventajas en las que tal vez no has reparado.

– Con la impresión 3D hay más opciones de posología. Se elimina la limitación de solamente una o dos posologías, como es habitual.

– Esta técnica puede ofrecer más facilidad para disolver o tragar los fármacos. Hay algunos medicamentos que son realmente difíciles de consumir debido al tamaño, sabor o presentación. Esto afecta, en especial, a niños y ancianos, pues podrían tener dificultades para tragar. Merece la pena aprovechar este aspecto.

– También es posible conseguir mejores opciones de presentación en cuanto al diseño. Esta ventaja, aparte del uso puramente comercial, es útil para los niños. Puede llegar a ser realmente complicado conseguir que tomen sus medicinas y un diseño atractivo puede ayudar con esto.

– Con la impresión 3D aparece la posibilidad de personalizar cada medicamento para cada paciente. Con esta herramienta se pueden personalizar los fármacos capa a capa. Las necesidades de cada paciente serían satisfechas con los medicamentos impresos en 3D evitando otros riesgos. En caso de tener intolerancias, como a la lactosa, podría mantenerse el medicamento completo sustituyendo este excipiente.

– Con este método se reduce considerablemente el desperdicio. Este se da durante la investigación y durante la fabricación de medicinas. Sin embargo, con la impresión 3D se ataja este problema, utilizando solamente lo necesario.

Lento desarrollo de la impresión 3D de medicamentos

El lado malo de estas buenas noticias es su lentitud. Hay varios aspectos que interfieren en su evolución, haciendo que esta sea más lenta. Algunos de ellos son:

– La industria farmacéutica debe obtener la aprobación de los organismos reguladores correspondientes. Esto es algo que va bastante lento.

– Una vez que se popularizara esta técnica, sería muy fácil falsificar estos medicamentos, debido a la propia tecnología usada.

 

Concluimos con un sabor agridulce. El futuro no es como lo imaginábamos, pero tiene muchos avances increíbles. Poco a poco se van alcanzando hitos que nos ayudan a tener una vida más cómoda y agradable. Sin embargo, los que realmente nos importan y donde destaca la ciencia tienen lugar en la medicina.

También en este campo es agridulce la sensación. Nuestra esperanza de vida aumenta, aparecen nuevos tratamientos y ayudas a la medicina. Muchos de los avances son un rayo de esperanza para algunas personas. Sin embargo, su evolución es lenta debido a varios inconvenientes lógicos que son inherentes a la técnica: superar controles sanitarios y enfrentarse a la fácil falsificación.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies