Si navegamos por internet buscando información sobre virtual shopping es probable que veamos un montón de noticias que anunciaban la llegada de una nueva tendencia. Sin embargo, el virtual shopping es ya una realidad. NI es futurista, ni es una vaga idea: es una realidad. Y hoy os explicamos en qué consiste y sus principales ventajas. Toma nota y recuerda que en Esneca podrás formarte en el ámbito del marketing y las ventas.

La omnicanalidad de los negocios, cada vez más relevante

Como bien comentábamos anteriormente, el virtual shopping es una nueva tendencia de venta, comercio y marketing que cada vez toma mayor relevancia. Solo haciendo una pequeña búsqueda online podemos ver como son varios los grandes negocios que han apostado por esta modalidad de negocio. Esta modalidad es una de las consecuencias directas de las compras online y vía redes sociales.

Y es que, es cierto que la pandemia por Covid y la digitalización de varios negocios y sectores han hecho que la normalización del ecommerce esté en niveles máximos. Sin embargo, son muchas las personas que siguen sin dar el último paso hacia la compra online o 100% online.

Lo demuestran las últimas tendencias crecientes en el sector del marketing, las ventas y el comercio: la omnicanalidad es una apuesta segura para cualquier negocio. Estar presente y accesible al usuario tanto a nivel físico como a nivel online es de vital importancia. De ello nacen algunas tendencias como el ROPO (Research Online, Purchase Offline) o la geolocalización de las tiendas físicas más cercanas.

El virtual shopping, la unión que hace la fuerza

En este sentido nace y crece el virtual shopping, una tendencia de compra, venta y marketing que busca unir las fortalezas de la compra física con las facilidades de las plataformas de comunicación digital. Así, definimos el virtual shopping como la modalidad de compra-venta que ofrece una atención personalizada online a un cliente que quiere comprar en la tienda física.

El virtual shopping es una modalidad de compra que busca ofrecer atención personalizada, comodidad y confianza al usuario que no está acostumbrado a realizar sus compras online. En este sentido, gracias a la atención y asesoramiento de un agente físico, ya sea vía WhatsApp o a través de videollamada, el usuario siente mayor confianza para realizar la compra online en una tienda que conoce físicamente.

¿Cómo funciona el virtual shopping?

Generalmente, el virtual shopping se produce en nuestra página web. De todos modos, también puede efectuarse hoy en día a través de algunas redes sociales. Una vez el usuario inicia una conversación, espera que del otro lado, ya sea a través de chat, WhatsApp, videollamada o mensajes privados, pueda encontrar una persona que pueda guiarle.

Del otro lado, la persona que atiende los canales de información digital debe estar formada en atención al cliente así como en marketing y técnicas de venta. Solo de esta forma, y conociendo al detalle los servicios y productos de la empresa o marca que representa, podrá cubrir las necesidades de un usuario que recurre a estos canales de virtual shopping para encontrar seguridad y confianza.

Una vez establecido el primer contacto entre usuario y empresa, el agente deberá ser capaz de asesorar al usuario, ayudándole a diferenciar los productos o servicios y haciéndole las comparativas necesarias.

Beneficios del virtual shopping

A continuación listamos algunos beneficios irrebatibles de aplicar esta nueva y fuerte tendencia de compra en tu negocio o comercio. Toma nota sobre las ventajas del virtual shopping:

Verificación automática:

El usuario que busca información sobre productos y tiene dudas acerca de funcionalidades o disponibilidad de stock puede solucionarlo rápidamente. Ya no es necesario el ROPO, esa modalidad en la que el usuario se aseguraba de estos detalles en la web y, tras ello, se desplazaba hacia la tienda física. Una modalidad que, aunque se pudiera realizar muy eficientemente, daba pie a errores, desactualizaciones, desajustes u otros tipos de problemas.

Más canales de venta

Cuantos más canales de venta ocupemos, mayores posibilidades tendremos de ganar nuevos usuarios y fidelizar a los ya compradores. En este sentido, apostar por el virtual shopping es, por ejemplo, especialmente útil para aquellas personas que no están cerca de nuestra tienda física, pero tampoco es usuario del ecommerce.

Más datos sobre tu negocio

Implementar un sistema de virtual shopping también puede ser una nueva fuente de información sobre tus propios clientes y tendencias y fluctuaciones de negocios. ¿Te conocían de antes? ¿Cuáles son sus hábitos de compra y cómo prefieren realizar sus pagos? Toda información nueva que puedas conocer de tus potenciales clientes será beneficiosa para tus cuentas.

Más cercanía y personalización

La atención personalizada es algo a lo que muchas personas no quieren renunciar. Acudir a una tienda y que nos guíen hasta dar con el producto perfecto es una experiencia de compra que muchas veces no tenemos en un ecommerce. En este sentido, el acompañamiento de una persona que se ocupe de atender los canales de virtual shopping es muy provechoso. Recupera la atención personalizada que el ecommerce pierde.

Cita previa

Otra de las ventajas que nos ofrece el virtual shopping es que podemos llegar a establecer incluso una cita con ese cliente que no se conforma solo con una atención personalizada. Ofrecerle la oportunidad de “quedar con él” físicamente es también una buena ventaja del virtual shopping.