Hablamos de la nueva generación, los plurals, que toman el relevo a los millennials. También conocidos como becomers, founders, re-generation o Generación Z, tienen grandes diferencias con sus predecesores. Hoy te contamos cuales son.

Mientras que los millennials están centrados en ellos mismos y el consumismo obsesivo, los plurals están llenos de consciencia social y autodeterminación. Se los conoce también como la generación que debe cambiar el mundo. Esta misma razón los convierte en un grupo más complicado de seducir por las marcas que los millennials.

Más digitales: Han nacido en plena era de internet. No saben lo que es un “casete” ni una enciclopedia de papel. Se alimentan del entretenimiento.

Menos relaciones personales: Se interesan por la tecnología y la tienen perfectamente integrada en su día a día. Es por esto que tienen más dificultades en sus relaciones interpersonales.

Más activos y participativos: Comentan y transmiten sus opiniones, sobre todo a través de las redes sociales. Son actores más que espectadores.

Formación Online: Autodidactas per se, apuestan por la formación online para complementar sus estudios

Más consciencia social: Siendo testigos de la crisis y la corrupción, tienen un carácter más altruista y austero. Los voluntariados y las asociaciones para el cambio, les llaman mucho la atención. Están políticamente sensibilizados por cuestiones como la desigualdad económica y social.

Menos consumistas: Prefieren la calidad en vez de la cantidad. Están acostumbrados a las compras por internet pero se informan bien y valoran mucho las opiniones de otros consumidores. Eligen y controlan el contenido que consumen y los dispositivos con el que lo ven.

Son una de las generaciones más numerosas, con un 25% de la población mundial, motivo de más para las marcas y la importancia que les otorgan. Todo esto supone un gran reto para las marcas porqué en general, los plurals son más curiosos, críticos, desconfiados y exigentes que los millennials.

 

Fuente: Blog Infojobs