¿Has oído hablar del coach deportivo? Probablemente sí. Si eres deportista profesional o practicas deporte de forma habitual ya lo conoces o, como mínimo, te suena. Pero, ¿qué sabes de esta profesión? Hoy nos adentraremos en el coaching deportivo, una profesión que está en auge.  Muchos deportistas y apasionados del deporte encuentran en él una salida profesional de futuro.

Si a ti también te gusta el mundo del deporte y quieres emprender una carrera profesional el curso Coaching deportivo te abrirá las puertas de un sector en auge y con alta demanda. Con este máster de doble titulación, estarás preparado para entrenar física y mentalmente a tus clientes para que obtengan el mejor rendimiento y consigan alcanzar sus metas. Podrás trabajar en clubes y equipos deportivos, organizaciones, instituciones o a nivel particular. Tu decides que clase de profesional quieres ser, con la satisfacción de que ayudarás a otros a sacar lo mejor de ellos mismos.

Con el paso de los años, muchos deportistas profesionales que finalizan su carrera basada, principalmente, en el ejercicio físico, buscan formación para ser coach deportivo. Así pueden seguir dedicándose al sector que les apasiona y continuar su carrera asesorando a otros deportistas. Si a ti también te fascina la idea de tener una larga carrera profesional dedicada al deporte, no te pierdas lo que viene a continuación.

¿Qué es el coaching deportivo?

El coaching deportivo es una disciplina de desarrollo personal que ayuda a deportistas y atletas a conseguir sus metas deportivas. Su objetivo principal es guiar al deportista para que encuentre la motivación y la fuerza para superar los obstáculos y maximizar su potencial.

 

Funciones de un coach deportivo

El proceso de coaching es la parte psicológica del entrenamiento del deportista. El coach deportivo guía y acompaña al profesional del deporte para que este consiga la motivación necesaria para lograr sus objetivos. Es el deportista el que, con ayuda de su coach, consigue sacar de su interior la implicación y la voluntad. Cualidades básicas para afrontar y superar sus puntos débiles y potenciar los fuertes.

Entre las múltiples funciones del coach deportivo, podemos destacar las siguientes:

Fomentar la autoestima y la motivación

Las técnicas de coaching trabajan para que el deportista a ahonde en su “yo interior”. De este modo, a través del autoconocimiento, se puede trabajar la autoestima y la seguridad en uno mismo. Por otro lado, el deportista toma conciencia de quién es y de sus fortalezas y debilidades. Esto le ayuda a encontrar la motivación y evitar la frustraciones ya que las metas deseadas se plantearan de forma ambiciosa pero realista.

Ayudar a superar los miedos del deportista

Esta función, deriva de la anterior. El autoconocimiento permite identificar aquello que provoca miedos o dudas. Una vez se tiene consciencia de lo que provoca el bloqueo, el coach deportivo enseña a gestionarlo para que se convierta en algo que sume.

Favorecer la comunicación

La relación con el resto de compañeros, entrenadores, técnicos y personas involucradas en su vida también influye en el deportista. El coach deportivo le ayuda a entender e interpretar las comunicaciones entre ellos. Así como a identificar y resolver las situaciones en que lo transmitido no se ha comprendido de manera adecuada.

Enseñar a planificar

Para lograr las metas, el coach deportivo ayuda al deportista a diseñar un plan estratégico, planificando las acciones y los periodos de tiempo de forma realista. Este proceso guía al atleta en la consecución de los objetivos y le evita frustraciones innecesarias.

Desarrollar las capacidades de los atletas

El coaching permite conocerse a si mismo, conocer las habilidades y debilidades propias y aprender a gestionar las emociones. Esto fomenta el desarrollo profesional y personal a través de un aumento de los retos y del talento del deportista.

Asesorar a equipos deportivos

Los coach deportivos también gestionan equipos. En este caso, una de sus funciones es crear equipos y desarrollar una plantilla comprometida con el grupo y con sus metas. Un equipo motivado que trabaje de forma conjunta para conseguir los objetivos planificados.

Cuando se trabaja a nivel de equipo, el coach deportivo aplica sus procesos y técnicas tanto en el deportista como en los entrenadores y técnicos para integrar la preparación mental y emocional en su metodología de entrenamiento.

 

Ser coach deportivo, una opción de futuro

La sociedad toma conciencia de la importancia de la estabilidad mental y emocional para progresar en cualquier ámbito. De ahí surge el auge del coaching que vemos en todos los sectores. Uno de los que está despertando y teniendo más demanda es el del mundo del deporte. No es extraño ver fracasar a un gran atleta en situaciones en que, normalmente por sus capacidades físicas, no tendría que haber fallado. La mente y el estado emocional influye mucho en las habilidades de cada uno, sobretodo en situaciones de mucha presión o estrés como son las competiciones. Es ahí donde entra en acción el coach deportivo, guiando y asesorando como si se tratara de un entrenador psicológico.

La vida profesional de los atletas y los deportistas dura pocos años. Formarse como coach deportivo es una salida de futuro perfecta. Los conocimientos adquiridos durante la carrera física y los adquiridos en la formación en coaching complementan tu perfil capacitándote para asesorar a otros deportistas. Tus experiencias anteriores te ayudarán a empatizar con tus clientes y entender sus sentimientos y dudas.

Si, por otro lado, eres entrenador o preparador físico, añadir a tu currículum esta especialización incrementará su valor y te permitirá abordar los entrenamientos desde las dos perspectivas. Aplicando tus conocimientos como coach deportivo, establecerás un proceso de mejora integral que beneficiará notablemente el desarrollo de tus clientes.

 

Formación en coaching deportivo

Si realmente quieres convertirte en un coach deportivo de éxito, debes formarte en dos campos que provienen de distintas disciplinas pero que se complementan. Por un lado, tener conocimientos sobre las actividades físicas y, por el otro, ser una persona con gran empatía y con formación específica en coaching. Las titulaciones especializadas en coaching deportivo son las más adecuadas ya que se focalizan en la gestión de atletas y equipos deportivos.

 

 

 

 

 

 

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies