Cuando escuchamos la palabra “medicina estética” solemos relacionarla con operaciones y quirófanos, y nada más lejos de la realidad. Hoy vamos a hablar de los últimos avances en el campo de esta disciplina y de las diferencias con la cirugía estética. Si te interesa el mundo de la medicina estética y quieres especializarte en este ámbito, descubre nuestro Máster en Medicina Estética. 

Medicina estética y cirugía estética, ¿son sinónimos?

Como ya te adelantábamos, ambas disciplinas no son lo mismo. La principal diferencia que encontrarás entre ambas es que en la primera se utilizan técnicas poco invasivas, es decir, de escaso intervencionismo. Cuando se realiza una intervención de medicina estética solo es necesaria la anestesia tópica o local, incluso en algunas ocasiones ni se administra. Estas actuaciones son, además, en régimen ambulatorio. Es decir, no es necesaria la hospitalización ni el paso por el quirófano.

En el caso de la cirugía estética, las intervenciones consisten en cirugía mayor, y por lo tanto, requieren anestesia. Además, en la mayoría de los casos suele ser necesario el ingreso hospitalario durante varios días.

A pesar de que las anteriores características son las más evidentes para el público en general, hay una más que las diferencia profundamente. La medicina estética tiene como objetivo principal el de ser una verdadera medicina preventiva.

El panorama actual de la medicina estética

Tan solo hace unos años, cualquier tratamiento de estética era asociado con la cirugía y tenía un tinte peyorativo. En la actualidad, las percepciones han ido evolucionando. La medicina estética cuenta cada vez con más adeptos y ya no es vista como una intervención exclusiva y superficial. Es decir, obviamente vivimos en la misma sociedad que sigue exigiendo unos cánones de belleza, per la gente es más abierta en cuánto a tratamientos de medicina estética se refiere.

El lanzamiento de nuevos productos y tratamientos destinados al consumidor final han ayudado ha cambiar la percepción de la población. Nos hemos ido acostumbrando a utilizar diversos tratamientos en nuestro propio hogar, cada vez más variados y avanzados. Quizá no es lo mismo aplicarse un anti-celulítico en casa que acudir a una clínica para realizar el tratamiento, pero la finalidad es idéntica: mejorar el aspecto físico.

Hoy en día, el campo de la medicina estética avanza a pasos agigantados y los especialistas de nuestro país están cada vez mejor formados. La alianza entre grandes profesionales y tecnología avanzada ha  supuesto el lanzamiento de nuevos tratamientos de vanguardia:

Tratamientos actuales de vanguardia

Entre los tratamientos más innovadores puedes encontrar:

– Técnica de crecimiento capilar usando plasma rico en plaquetas del propio paciente.

– Nuevas tecnologías que eliminan la celulitis de forma permanente.

– Relleno de arrugas profundas mediante plasma rico en plaquetas. Usar este método evita los problemas de intolerancia en el paciente.

– El método Belkyra, nuevo tratamiento que elimina la papada mediante micro inyecciones.

– Las micropunciones de Shelterina rejuvenecen las células, las protegen de agentes dañinos y favorecen la reaparición del ADN. La piel reacciona produciendo nuevo colágeno y nueva elastina.

– Blefaroplastia no quirúrgica realizada con láser de plasma. Esta tecnología genera descargas de electrones que producen microchispas al acercarse a la piel sin llegarla a tocarla. Esas diminutas descargas hacen que la piel se retraiga sin cicatrices ni edemas.

– Inyectable de ácido hialurónico de alto y bajo peso molecular. El ácido hialurónico de alto peso reduce líneas de expresión, arrugas y marcas. En cambio, el de bajo peso consigue mejorar la calidad de la piel.

El futuro de la medicina estética

Hay varios frentes abiertos de investigación en el campo de la medicina estética en los que se están haciendo grandes avances. En un futuro próximo podremos disponer de nuevas técnicas y tratamientos:

– Gracias a los estudios genéticos, será posible personalizar al máximo los tratamientos. De este modo, sabremos que el tratamiento que se aplica es la mejor opción en cada caso, ya que se diseñará según las necesidades y características de cada paciente.

– Dados los buenos resultados en la actualidad, el uso de células madre promete extenderse en el campo de la medicina estética. En un futuro no muy lejano aparecerán nuevos tratamientos que no tendrán riesgo de rechazo por parte del paciente, ya que se utilizarán sus propias células madre.

– La bioplastia se desarrollará y asentará como un tratamiento de resultado inmediato en el contorno del rostro y los pómulos. Tampoco tendrá riesgo de rechazo ni será necesario el ingreso hospitalario del paciente.

– La inteligencia artificial alcanzará distintos tratamientos y llegará a la consulta de las clínicas e medicina estética.

¡Cómo ha cambiado todo!

Como has podido comprobar, esta área de la medicina se encuentra en continuo crecimiento. Su avance es imparable y positivo, dadas sus repercusiones. Atrás quedaron esos primeros tratamientos estéticos invasivos y poco naturales. Recuerda que, cuando aún era un tema tabú y poco accesible, ¡llegaron a hacer intervenciones quirúrgicas personas sin titulación alguna! Debido a este tipo de infracciones nos llegaban noticias sobre malos resultados en tratamientos y rostros antinaturales. Por este motivo, muchas intervenciones irregulares conseguían el efecto contrario al deseado.

Evolución y accesibilidad

Sin embargo, todo lo anteriormente relatado forma parte del pasado. El campo de la estética ha avanzado enormemente y se ha hecho muy popular. Lo más significativo es el enfoque actual hacia la prevención, la conservación y la naturalidad.

Mientras que algunos tratamientos se han modernizado y actualizado, otro, simplemente se han hecho más accesibles. El caso es que ahora no juzgamos duramente a quien hace uso de ellos. Nos parecen tan normales como utilizar maquillaje, ir a la peluquería o elegir ropa favorecedora. Sin duda, en los próximos años continuaremos viendo el aumento de la accesibilidad a dichos tratamientos y su popularización. Además, nos fascinaremos con los avances tecnológicos que vendrán en un futuro no muy lejano..

Es muy saludable aceptar la edad que se tiene, pero no hay ningún problema en querer seguir teniendo buen aspecto. Al contrario, someterse a un tratamiento de estética puede ser beneficioso para la salud mental. La autoestima y el sentirse a gusto con uno mismo suelen contribuir en nuestro bienestar. Y tú, ¿qué opinas sobre la medicina estética?

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies