El marketing internacional es una de las herramientas de las empresas para afrontar los planes de expansión fuera de su país. En España cada vez más empresas optan por la exportación para operar en otros mercados. De hecho, la internacionalización ha sido la salvación de muchas empresas que se vieron afectadas por la crisis. Tener varios canales de venta y consumidores diversificados es la opción ideal para no depender de un único mercado y estar sujeto a sus altibajos.

La unificación de los mercados, la financiación y las ayudas a la exportación, han contribuido a que pequeñas empresas pierdan el miedo a exportar. Por otro lado, la globalización de las necesidades de los consumidores incrementa la actividad de la economía mundial. Actualmente, es un momento óptimo para plantearse una expansión empresarial a nivel internacional. No obstante, la internacionalización es un proceso complejo y arriesgado. Antes de lanzarse, se deben estudiar muy bien los mercados a los que nos dirigiremos. Conocer las necesidades de los consumidores que los forman, las diferencias con nuestro mercado actual y cómo podemos afrontarlas.

Para planificar la internacionalización de la empresa es importante contar con un equipo de expertos. Profesionales que nos guíen y nos ayuden a la hora de organizar la expansión. Uno de ellos debe estar especializado en marketing internacional, te contamos el porqué ahora mismo.

¿Qué es el marketing internacional?

Es la disciplina que se encarga de diseñar y/o adaptar el plan de marketing de una empresa y de sus productos a mercados externos. Su objetivo es satisfacer las necesidades de los “nuevos” consumidores. Y cubrir las diferencias que puedan presentar respecto a los consumidores del mercado nacional.

¿Por qué es necesario para la expansión a otros países?

Como hemos comentado anteriormente, la expansión a mercados exteriores es un proceso complicado. Requiere mucha organización e investigación para no caer en errores que resulten fatídicos para la economía de la empresa. El marketing internacional es la herramienta clave para diseñar y seguir un plan estratégico enfocado al éxito. Te contamos porqué es tan importante a continuación:

Analiza la situación exterior

Antes de embarcarse en un proyecto de estas dimensiones, es indispensable investigar y estudiar los nuevos mercados a los que pretendemos dirigirnos. El marketing internacional se encarga de analizar todos los aspectos de los países donde queremos operar: mercados, consumidores, competencia, cultura, economía, política, legislación de las transacciones internacionales, aranceles, etc.

Detecta nuevas oportunidades

De la investigación previa, se localizan los puntos débiles y se descubren las nuevas oportunidades. De esta manera conocemos la situación de la empresa y del producto dentro del mercado que pretendemos abordar. La estrategia de marketing se enfocará a solventar las debilidades y potenciar las oportunidades que nos brinda un nuevo mercado.

El estudio de los públicos nos mostrará también si debemos optar por la estandarización o la especialización del producto según el país o región. El objetivo siempre será satisfacer las necesidades de los nuevos consumidores.

Define objetivos reales

Cuanto más exhaustivo sea el análisis, más certeros serán los objetivos marcados en el plan. El marketing internacional se encarga de definir metas alcanzables que hagan prosperar a la empresa dentro de unos niveles de exigencia adaptados a la realidad.

Busca la optimización de recursos

El marketing internacional descubre también mercados más amplios que nos pueden abrir puertas a las economías de escala. Por otro lado, también podremos aprovechar alianzas con nuevos clientes o proveedores que nos permitan trabajar con procesos más eficaces y sostenibles. Por norma general, las empresas que consiguen internacionalizarse con éxito, ven multiplicados sus ingresos y, lo que es más importante, su rentabilidad.

Gestiona la imagen de la empresa

El plan de comunicación también es parte del marketing internacional. Este plan debe incluir tanto la comunicación interna como la comunicación externa. Es importante que todas las personas que forman parte de la empresa conozcan los planes de expansión de la entidad antes que de que se comunique de forma oficial. Los trabajadores y asociados deben sentirse parte del nuevo proyecto ya que son nuestros mejores prescriptores.

Por otro lado, la gestión de la comunicación con los públicos externos es importante para proyectar adecuadamente la imagen de empresa. Una imagen diseñada previamente y adaptada a los mercados dónde operaremos. La expansión a los mercados internacionales es señal de fortaleza, prosperidad y emprendimiento. Una buena gestión de la imagen corporativa repercutirá positivamente en la reputación de nuestra marca.

La internacionalización es un hito muy importante para una empresa. Debemos aprovechar las oportunidades que nos brinda para ayudar a la empresa a posicionarse nacional e internacionalmente frente a sus competidores. Y algo que no debemos pasar por alto, es que un nuevo mercado puede ser la ocasión para reinventarse. Podemos desarrollar, si hace falta, una nueva imagen o un nuevo concepto de empresa con el objetivo de diversificar y apostar por nuevos planteamientos.

¿Por qué es una buena salida profesional?

La globalización ha levantado fronteras y ha permitido la libre circulación de mercancías gracias a los pactos y acuerdos entre países. La expansión de las organizaciones hacia otros países es cada vez más frecuente. Prueba de ello son las pequeñas y medianas empresas, que han perdido el miedo y ven en la internacionalización nuevas oportunidades de negocio. Por otro lado, la digitalización de muchos negocios y las empresas online ocupan un nuevo segmento empresarial que favorece el comercio internacional.

Se necesitan profesionales cualificados capaces de guiar a las empresas en su aventura por los mercados exteriores. Por eso estudiar marketing internacional es una apuesta de futuro. La internacionalización es un gran cambio. Operar en países de distintas culturas, economías y políticas requiere una capacidad de análisis y adaptación muy importante. Un responsable de marketing internacional es una persona intuitiva, crítica, organizada, proactiva y resolutiva. Un profesional capaz de gestionar eficazmente los puntos fuertes y los débiles de una organización en su salida al mercado exterior.

Si crees que puede ser tu perfil y estás interesado/a en formarte en una profesión con alta demanda, te presentamos nuestro Máster en Exportación y Comercio Exterior + Marketing Internacional.

Ya somos más de 10.000 alumnos, puedes ver sus opiniones de Esneca Business School aquí.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies