¿Sabes a lo que se dedica un preparador físico? Parece obvio, pero muchas personas no saben hasta qué punto estos profesionales resultan de utilidad en distintas situaciones. Si te interesa formarte como entrenador personal especializado infórmate sobre el curso Preparador físico online. Si, por otro lado, estas pensando en contratar uno, sigue leyendo, esto también te interesa.

Te presentamos a continuación, el trabajo de un personal trainer y los casos en los que es habitual contratar-lo.

 

Pero ¿qué hace exactamente un preparador físico?

Seguro que puedes hacerte una ligera idea o, al menos, pensar “un preparador físico… ¡te prepara físicamente!”. Pero su labor es más compleja y lo vamos a ver aquí:

– Cuando un cliente le contacta, este profesional realiza un diagnóstico de la situación inicial de la que se va a partir. Es imprescindible para realizar el plan de trabajo y, además, es la única manera de poder medir los resultados.

– Un buen profesional, además, analizará determinados aspectos del cliente. Los más importantes son su personalidad, sus fortalezas y debilidades, y sus hábitos.

– Con la información de partida (situación inicial y características del cliente) ya es posible elaborar un plan. El preparador diseñará un plan específico que atienda a los ámbitos que se quieran mejorar. Para ello, tendrá en cuenta lo que mejor se adapta a los gustos del cliente, sus necesidades y sus capacidades.

– Durante todo el proceso, el cliente es acompañado por el preparador. Esto es fundamental por varios aspectos. Uno de los más importantes es que el profesional se asegura de que los ejercicios se ejecutan correctamente. Así, se evitan lesiones y se saca el máximo beneficio de la actividad. Por otra parte, el entrenador personal es un pilar fundamental del proceso de cambio porque motiva al cliente. Se trata de una labor aparentemente accesoria, pero que potencia los resultados al máximo.

 

¿Cuándo se necesita un entrenador personal?

Hay determinados momentos de la vida en los que es necesario prepararse físicamente por alguna razón. Ya sean oposiciones, una mejora de nuestra salud o del aspecto físico. Actualmente, los entrenadores personales se han popularizado y acuden a ellos distintos perfiles de clientes con necesidades muy diferenciadas. Fíjate en estos ejemplos:

Preparador físico para oposiciones

En determinadas oposiciones existen pruebas físicas que superar como parte del examen. Es el caso, por ejemplo, de las oposiciones para policía o algún cuerpo de seguridad, bomberos o agentes forestales. Si bien hay gente que se prepara por su cuenta, es muy común contar con preparadores para poder aprobar. Estos tienen la experiencia de las pruebas que piden en los exámenes, por lo que el trabajo está muy enfocado a ellas. Algunas de las pruebas que hay que realizar pueden ser de:

– Velocidad.

– Fuerza.

– Abdominales, flexiones y pruebas similares.

– Resistencia.

– Agilidad.

– Manualidad.

– Natación.

Entrenadores para acceder al INEF

Para acceder a una facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte es necesario realizar unas pruebas físicas. Con la formación de los preparadores físicos es más fácil asegurarse llegar a los objetivos que piden y acceder a los estudios. Las pruebas suelen ser las siguientes:

– Carrera de obstáculos.

– La carrera de 50 metros.

– Carrera de 2000/1000 metros (suele hacerse esta distinción, donde los hombres harían 2000 metros y las mujeres, 1000).

– Lanzamiento de balón medicinal (5 kg para los hombres y 3 para las mujeres).

– Salto vertical.

– Natación.

– Test de flexión de tronco y caderas.

– Desplazamiento con balón en zig-zag.

Monitores personales para perder peso

En ocasiones, llega un momento de la vida en el que necesitamos hacer un cambio físico por cuestiones de salud. Lo normal sería comenzar a seguir una alimentación equilibrada ¿verdad? Seguro que conoces a alguien que, incluso, ha probado con dietas estrictas. En muchas ocasiones hay gente que cae en dietas de dudosa efectividad e incluso peligrosas. Otras veces se cuenta con el apoyo de un dietista-nutricionista, la opción más adecuada sin duda. Sin embargo, no es suficiente con regular los hábitos alimenticios para estar sano y en forma.

Aquí es donde entran los preparadores físicos. Su labor en esta área es fundamental por varias razones. La principal es la de mejorar el estado físico y de salud del cliente. Su actuación contribuirá a que el individuo tenga objetivos realistas de mejora física. Con ellos, irá ayudando a la pérdida de peso saludable. Así, se perderá grasa y no músculo. Por otra parte, se fortalecerá, aumentará y definirá la musculatura existente. Además, el sistema cardiovascular se beneficiará, al realizar ejercicio de forma segura, adaptado al estado de salud del paciente.

No olvides que, en un proceso de este tipo, la motivación es fundamental. Así pues, encontrarás un fuerte apoyo en los siguientes elementos: contar con el acompañamiento de este profesional, unido a los avances que se van apreciando, junto con las endorfinas liberadas en el ejercicio. Sentirte genial te hará continuar avanzando.

Personal trainers para mantener tu imagen

No podemos negar que nuestra imagen es importante. Aunque no queramos, juzgamos a los demás por la primera impresión que nos da, y lo mismo sucede con nosotros. Sin embargo, hay casos que van más allá. Aquellos profesionales que necesitan tener una buena imagen para trabajar suelen contratar preparadores físicos. ¿Sabes quiénes suelen ser?

Seguro que has acertado si has pensado en modelos de algún tipo. Pero hay más: presentadores, reporteros, actores, cantantes y personajes famosos en general.

A menudo cuentan con un preparador físico para tener un aspecto visualmente sano y estético. No obstante, también se preparan para trabajos que exigen cierta forma y resistencia. Piensa en un cantante que, a la vez, tiene que correr y bailar por el escenario. O en un actor que se va a incorporar a una película con escenas de acción. En todos estos casos, el cliente se beneficia del programa personalizado que ha creado el preparador físico, así como de su acompañamiento.

En definitiva, razones para contar con un entrenador personal hay muchas y variadas. Disponer de su experiencia para seguir un plan a medida de mejora física es una garantía de éxito. Elige un profesional titulado, pon todo de tu parte y ¡comienza a cambiar tu vida!

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies