El interiorismo es una rama del diseño, ligada íntimamente a la arquitectura, que se encarga de decorar y armonizar los espacios de hogares, oficinas o establecimientos comerciales. La profesión del interiorista se mueve entre los conceptos artísticos y prácticos y debe conseguir un equilibrio entre ambos. Este profesional trata, por tanto, de habilitar los espacios teniendo en cuenta la personalidad del cliente y su gusto determinado. Una tarea complicada para la que es importante formarse. Si quieres convertirte en un profesional de este sector, no pierdas la oportunidad de formarte con el Curso de Técnico Experto en Interiorismo y decoración de interiores (incluye Autocad y 3D Studio Max).

Podemos decir la del interiorista es una profesión compleja pero muy gratificante. Y, en cierto modo, desconocida para muchos. Por eso vamos a mostrarte un recorrido por los diferentes campos de acción que competen a estos profesionales.¡Seguro que descubres cosas nuevas que no conocías de esta profesión!

Ámbitos de acción de los interioristas

Esta profesión tiene una regulación antigua, concretamente la del Real Decreto 902/1977. Aunque posteriormente la Ley Orgánica 2/2006, al regular los estudios de diseño de interiores, determinó de forma indirecta el ámbito de actuación de estos profesionales.

Si consultas esta normativa, podrás comprobar que el interiorista es competente en las siguientes funciones:

– Analizar el proyecto arquitectónico de forma detallada aportando los datos necesarios para la perfecta adecuación a sus funciones.

– Gestionar los documentos necesarios para el proyecto, tales como tasaciones. Gestionar, asimismo, las mediciones y presupuestos para las obras de interiorismo.

– Elaborar los planos y detalles para ilustrar el diseño interior. Añadir indicaciones de las localizaciones más adecuadas en cada caso.

– Colaborar con el resto de los profesionales del sector, como arquitectos, arquitectos técnicos e ingenieros, para conseguir el mejor producto final.

– Gestionar la prevención de riesgos laborales en el ámbito del interiorismo de acuerdo a la legislación vigente.

– Acondicionar los locales para su uso residencial o laboral cuando no se alteren elementos estructurales y constructivos.

– Realizar y dirigir proyectos de paisajismo y de diseño de espacios públicos, siempre que no precisen la modificación de instalaciones generales.

Como ves, la profesión del interiorista se encuentra a caballo entre el arquitecto y el cliente, entre el técnico y el artista. Su función es decorar los espacios construidos para que resulten habitables y acogedores. Por tanto, puede modificar los espacios habitables para acomodarlos a las necesidades del cliente y dotarlos de personalidad propia.

¿Qué obligaciones tienen los profesionales de la decoración?

Aunque la legislación que regula la profesión sea muy escasa, el profesional de interiorismo tiene los mismos derechos y obligaciones que cualquier otro trabajador. Es necesario garantizar la calidad del trabajo y la profesionalidad ante el cliente, ya seas autónomo o no. Esta profesión, englobada dentro del sector servicios y del epígrafe de servicios culturales y creativos, te obligará a lo siguiente:

Obligaciones laborales

Debes darte de alta en la Seguridad Social con las correspondientes cotizaciones, tanto tuyas como, si es el caso, las de tus empleados. También en el caso de constituir una comunidad de bienes o una sociedad con otros compañeros de profesión.

Obligaciones fiscales

Como trabajador, también debes darte de Alta en el Impuesto de Actividades Económicas. Así cumplirás con las obligaciones correspondientes de liquidar los impuestos de IVA e IRPF.

Obligaciones en materia de responsabilidad civil

De acuerdo con la normativa que regula la prevención de riesgos laborales, debes tener un seguro de responsabilidad civi. Este te cubrirá las espaldas en caso de que se produzcan daños durante la ejecución de un proyecto.

Obligaciones contractuales

Los contratos que suscribas con tus clientes deben estar acogidos a la normativa vigente. Todo ello garantizará el respaldado del Código Civil así como del Código de Comercio.

Otras obligaciones

Este apartado se refiere a las obligaciones derivadas de la normativa específica que afecte al edificio o inmueble sobre el que vayas a actuar. Por eso es importante que, antes de comenzar un proyecto, conozcas perfectamente la normativa que afecte al edificio en cuestión. Además, debes cumplir las normas específicas de urbanismo, de accesibilidad y de protección del patrimonio histórico artístico. Y todo ello en los niveles estatal, autonómico y local.

Entre estas obligaciones, cabe destacar las de obligado cumplimiento. Todas ellas están recopiladas en el Código Técnico de la Edificación y sus documentos básicos de seguridad y accesibilidad. Fíjate en ellos antes de empezar cualquier proyecto.

¿Tienen derechos de autor los diseñadores de interiores?

Esta es una pregunta que muchas personas se hacen una vez han acabado una obra. ¿Tenemos derecho a proteger nuestras creaciones en diseño de interiores? Pues la respuesta es que sí. Concretamente, desde el año 1996 con la aprobación de la Ley de Propiedad Intelectual.

Esta normativa permite que puedas proteger tu trabajo de plagios y publicidad no consentida. Para ello se debe especificar que el contenido de los documentos es propiedad intelectual de tu empresa. Así dejarás constancia de que el trabajo está amparado por la legislación de derechos de autor y propiedad industrial.

El diseño de interiores hoy en día

En la actualidad, el diseño de interiores está en auge como nunca. Hoteles, centros comerciales y restaurantes son algunos de los negocios que requieren la actuación de un interiorista. Sin embargo, la profesión es tan necesaria que hoy en día, todos los espacios pueden ser diseñados por un profesional que garantice que se cumplan sus funciones.

Vivimos en una época en la que nos fijamos en nuestro entorno. Entramos en centros comerciales perfectamente estructurados, con tiendas ordenadas, bien diseñadas y con una decoración exquisita. Y este es el principal motivo de la existencia de los decoradores de interiores: conseguir un espacio que acoja al cliente.

Lo mismo ocurre con la decoración profesional en hogares particulares. Llegar a casa y ver una perfecta decoración es cada vez más importante. Personalizar los espacios y convertirlos en lugares acogedores, nuestros. Tareas en las manos de los profesionales de la decoración de interiores. Por eso esta profesión está en auge y cada vez hay más gente interesada en contratar sus servicios.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies